La Creación de Ashaban

Volver al Índice.

Ashaban es un mundo nacido del conflicto, forjado en el fuego de la guerra y templado en la sangre de vencedores y vencidos.

Uno de los mitos de creación más consensuados de Ashaban, es el que legaron los Nisiri en sus cristales de memoria. Los Nisiri cuentan que al principio toda la creación se hallaba cubierta por una Oscuridad impenetrable. Esta Oscuridad no dejaba que la creación pudiera ser, sólo había ausencia y todo era frío y estaba en paz.

Y la Oscuridad lo consumía todo y reposaba, perezosa. Nada existía dentro de ella y nada había más allá de ella. Y así pasaron los eones[…]
El Narrador

La misma voluntad de la creación hizo que naciera la primera luz, una luz que brillaba con fuerza, de un color azulado.

[…]llegó un momento en que la Oscuridad empezó a rebullir, nerviosa. Algo pasaba que escapaba a su control. Una puñalada empezó a atravesarla, un dolor constante que se le clavaba en lo más profundo de su ser. Y en la Oscuridad, surgió la primera Luz y se nombró Azure, la Luz Celeste.
El Narrador

Los Nisiri llaman a esta entidad Azure, la Luz Celeste, la Voluntad de los Primeros y de muchas otras maneras. Aún con toda la fuerza con la que brillaba Azure, no era capaz de hacer retroceder a la Oscuridad y, tras un largo tiempo de contienda con la Oscuridad, Azure hizo un gran esfuerzo y de su brillo surgieron otras trece luces más pequeñas.

Y Azure meditó y llegó a la conclusión de que necesitaría ayuda para destruir a la Oscuridad, pues su Luz no era suficiente para llegar a todas partes, y allí donde su Luz era débil la Oscuridad ganaba poder, pues se alimentaba de las Sombras que la Luz de Azure proyectaba. Y así Azure resolvió sacrificar parte de su Luz, y del sacrificio, surgieron Trece Luces.
El Narrador

La Creación de Ashaban

Crónicas de Ashaban Herkius Herkius